viernes, 15 de octubre de 2010

Humor racista

* Papirri

Los años 2006,2007 y 2008 sufrí bastante por este asunto de las expresiones racistas en las calles, en los medios, en los teatros, la mayoría de ellas referidas a “indio e mierda” y dirigidas al Presidente Evo.

Se volvió triste para mí ir a dar conciertos en Santa Cruz, mientras esperaba la prueba de sonido en el hotel, prendía la tele y empezaban los insultos al "colla e mierda", o sea a mí, que acababa de llegar a tocárselos, a divertirlos, a sensibilizarnos.

En el boliche -era un buen lugar, digamos de clase media alta cruceña donde trabajé por 15 años dando recitales- empezaban a llegar los comensales, al verme blancón desplegaban la lengua reclamando que los indios de mierda se estaban entrando hasta la hacienda de papá. El taxista afirmaba -sin conocerme- que yo era de Tarija, que "tenemoj que hacer otro paij puej y voltearlo al indio e mierda". Una vez no pude más y le dije oiga ¿por qué Ud. no se mira al espejo con su cara de sirionó? Frenó en seco y me sacó a empujones del auto con guitarringa y todo.

Otra vez fui contratado para tocar en medio de la función de Chaplin Show, una empresa de humor hecha por collas cochabambinos y orureños, próspera, en pleno barrio residencial Equipetrol en Santa Cruz. Antes de salir a escena me vino náuseas por los chistes come-collas, donde el indio era una bestia, el colla un burro. Las carcajadas salpicaban whisky importado como parte de un circo romano. Salí a escena de mal humor, sin éxito alguno.

El asunto rebalsó cuando en otro boliche de trovadores un cruceño estiró la mano y me tapo la guitarra diciéndome que tenía que cantar "Viva Santa Cruz, ¡nuestro himno!!, escupía sulfúrico. Le dije que yo solo sabía dos himnos, el de Bolivia y el de mi colegio, que no sabía tocar aquella canción compuesta por el orureño Gilberto Rojas. En el entretiempo el susodicho ingresó al camerino con varios alterados diciendo colla y mierda y que no me dejarían tocar si no interpretaba música cruceña. Las que más agredían eran sus bellas mujeres.

Decidí retirarme al hotel y no volver a tocar en Santa Cruz hasta que los aires racistas y violentos dejaran de contaminar, o sea hasta hoy. En el 2008 acepté una oferta laboral de la compañía de humor Tralala Show, cuatro meses de funciones con un solo día de descanso a la semana, tanda y noche y un excelente salario.

Me dieron un sketch con una actriz que hacia de limonera potosina antes de que cantemos juntos la canción "Bien le cascaremos". Al leer el guión me sentí mal, me acorde de mi comadre Cornelia Veramenti del Grupo Norte Potosí. Yo tenía que actuar del k’arita que la había embarazado -y por lo tanto violado- y decir cómo pues, cómo pues, yo no he sido. Entonces le dije a la directora que no haría ese papel solicitando otro guión.

Inteligente, me desafió a que yo hiciera el guión, entonces vino mi primera experiencia creando un sketch interesante donde la limonera se expresaba de manera racista contra mi, llena de prejuicio gracioso y al final superábamos el entredicho pues la canción que le gustaba había sido compuesta por el blancon. La limonera era una excelente actriz, Marianela Molina Travesi.

De lo que no pude librarme en esta gira fue del sentimiento de asfixia cuando desde bambalinas escuchaba como otra actriz decía que el Presidente Morales debería ser entrevistado en Animal Planet.

No es necesario vilipendiar a nadie para hacer reír. No es necesario humillar al prójimo para generar carcajadas. Llegó la hora de que varios humoristas bolivianos replanteen la cosa, se serenen y dejen de humillar a las abarcas, a la hoja de coca, a lo indígena. ¿Será el fin del humor colonial? No creo, son estancias perdurables. Este momento debería ser más bien un desafío para que de manera creativa se traten de equilibrar los mensajes escénicos y desarrollar una comedia que nos refleje sin necesidad de avasallar al otro; reír con alegría genuina, con sorpresa de niños, con inteligencia y sutileza sin necesidad de mierdear a nadie. Ni en la calle, ni en la radio, ni en el escenario. Caso contrario, van a generar la respuesta del otro extremo, con el humor anti-k’ara que me va hacer renegar de nuevo y yo solo quiero reír, che.

* Papirri es Manuel Monroy Chazarreta es cantautor.

12 comentarios:

Zeh dijo...

bien dicho, Papi. Saludos.

natas o satan dijo...

BIEN LE KASKAREMOS PAPIRRI. ASÍ SE ESCRIBE. GRSANDE PA... ERES GEIAL Y TU HUMOR VALE MUCHO MÁS QUE MIL CARCAJADAS DE CAFE CONCERT,

Raúl F.C. dijo...

Papirri ofrece un testimonio incontrastable. Muchos hemos pasado por esas situaciones, particularmente en Santa Cruz. Ahora, los mismos medios de prensa que se solazaron con imágenes interminables de pateaduras y escarnios se rasgan las vestiduras. Fueron cómplices de primera línea de la ofensiva patronal; ahora hacen de víctimas.

Juani Pérez dijo...

El insufrible Aldo Peña cantará en la plaza 24 de septiembre. El show debe continuar. Los ayunantes cambian y se turnan; unos aparecen y otros se van. El bocinazo de protesta planificado para el día viernes funcionó perfectamente (en la plaza 24 de septiembre y en las pantallas de TV). El resto de la ciudad ni se enteró. El show debe continuar. La lista de mamarrachos dispuestos a sostener la farsa es cada vez más corta. Parte de la ciudadanía, embelesada, va y firma los libros. El esclavo pateado lame la mano del patrón que lo patea. El show debe continuar.

Muy bien por Papirri dijo...

Bien por el testimonio del Papirri, que dice en voz alta lo que sucede en la realidad-real, y no en la realidad virtual de las grandes empresas mediáticas. Con un manejo asqueante de doble moral, lanzan y obligan a sus empleados a protestar, mientras simultáneamente están aplicando medidas de control para que a ningún informador se le escape un exabrupto.
Somos un país profundamente racista, y estas crisis (la ley discutida o cualquier otra situación) no hacen más que soltar los demonios que por lo general se maquillan.

Anónimo dijo...

total respaldo a la critica del humor de contenido altamente discriminador ...en particular mi madre tuvo la oportunidad de realizar un queja formal a un grupo de teatro comico humoristico de una conocida artista...en el cual se mostraron dos actos donde se podria apreciar la reproduccion de stereotipos y prejuicios como el de la señora de pollera (chola) anti higienica o el de la mujer oriental (camba) promiscua ......

buena papirri ...espero si que no metan en la misma bolsa a confidencias que goza de simpatia en el humor politico ...

Atte Julio B.

Anónimo dijo...

Y los que mas sorprende son los actores de teatro quejando por la ley escudandose en la libertad de expresion sus interpretaciones de gran alto valor artistico segun ellos es solo mostrar la tradicion y la vida en humor de estos personajes como la señora que viste de pollera, arguyendo que si no se hace esto somos aburridos de no reirnos de nosotros mismos, existe en EEUU un codigo que no si sera una ley o estara de facto que las unicas personas que pueden mofarse o burlarse de los afroamericanos son los mismos afroamericanos, donde la palabra nigger puede ser usada solo como adjetivo calificativo que demuestre algun sentimiento hacia su raza, pero se ve hasta con mucha verguenza y esto se lo retrata en muchas peliculas y series cuando uno que no es afroamericano dice esta palabra lo muestran ya de facto como un racista hasta ese punto se llego en EEUU que ni siquiera una palabra de cariño o de muestra de afacto usando esa palabra de negro no es permitida pues denota en el fondo un racismo que tiene doble intension.
Las compañias de teatro y cafe concerts de la paz cochabamnba y santa cruz ya tienen los dias contados pues nacieron y vivieron duranto mucho tiempo generando ganancias con el humor racista mofandose de la vestimenta del indigena la forma de hablar de este y colocando como una cosa que al mirarlo causa gracia, y durante mucho tiempo no llegaron mas que usar estos estereotipos para hacer reir a la gente, en lugar crear nuevos personajes acorde al siglo 21 donde la tecnologia esta ingresando a todo lado las redes sociales y el mundo esta tan globalizado, estas compañias de teatro y cafe concert continuan haciendo humor anclados en el siglo 19.
Por que no ven south park o padre de familia el humor que realizan estas series esta tan fuerte que para algunos les parece muy chocante y pueden decir que ciertos episodios tienen mucho racismo pero tienen que ver que la mofa o burla va en dos direcciones critica y humor hacia los sociedad americana y nunca en exclusiva hacia un sector en concreto.
Ya quisiera ver a esta compañias de humor mofandose de algun empresario que le gusta coleccionar autos o de los oligarcas que tienen sus gustos sexuales.

Yaskara Bernal dijo...

Evo no se cansa, decia la cancion muy bien pagada, parece que esto del antiracismo "rinde", por lo menos a los bolsillos del canta autor.

Yo nomas dijo...

Yo eh tenido la suerte de conocer el papirri, hace muchos años ( para los 30 años de la muerte del Che, en Vallegrande).

Si me baso en esa oportunidad tendría que decir que la opinión de este personaje no vale la pena leerla, ya que lo ví bebiendo 3 días, incluido el día que se presentaba, manteniendo conversaciones de la más baja calidad cultural y contenido soez. Hablo mal para la clase media y alta, para los cruceños y para los de la derecha ( había sido maaaaaaalo ser de la derecha, peor que leproso...) y aún así muchos los recibimos, saludamos y hasta compramos su libro. Supongo que es parte de la idiocincrasia del cruceño, olvidar y perdonar. por que si muchos se quejan de los 500 años de no se qué, los cruceños deberíamos quejarnos de todos estos años de centralismo paceño que djó a un lado el desarrollo cruceño, que al final fué logrado unicamente con el esfuerzo de la región.

Creo que el Manuel, me cae mejor que el papirri, ya que el personaje del bohemio, alcoholico, socialista y dizque buena gente, ya le queda grande,en cambio el manuel si es buen tipo...

cris dijo...

bien papirri...pero la huevada es que eres aurigey...jajajajaja

Anónimo dijo...

bueno...
yo por mi parte me aburri de todo lo relacionado con paises.
Si para utilizar poder e imponer o matar se necesita nombras patrias... yo digo SUFICIENTE.
CREO QUE YA ES TIEMPO DE CAMBIAR NUESTRAS MIRADAS.
SI UN GRUPO DE PERSONAS NO SE IDENTIFICA CON EL ALTIPLANO PUES...
QUE SE SEPAREN Y COMENZAMOS DESDE CERO UN MUNDO NUEVO (YA NO BOLIVIA SINO UN MUNDO NUEVO... EL LAS CUMBRES) Y SI EL ESPIRITU DE ESO INDESCIFRABLE LLAMADO BOLIVIANIDAD AUN PERMANECE VIVO... ENTONSES LA CULTURA NO TENDRA PROBLEMAS EN INTERRELACIONARSE CON O SIN FRONTERAS. YO LO DIGO POR QUE NADIE TIENE DERCHO DE DECIDIR POR LOS DEMAS, SI ESA GENTE NOS ODIA PUES NO TENEMOS PORQUE SEGUIRLOS AGUANTANDO YO NO ME OPONDRE A QUE SE SEPAREN, FINALMENTE YO NO CREO EN UNA BOLIVIA DIVINA YO APRECIO A SU GENTE PERO NO A LA PATRIA QUE CREARON LOS CRIOLLOS DEL PASADO.

Anónimo dijo...

Quien es el tal papirri????

Si te gustó, compártelo